Back to top

Diseño

Aspira libertad. Exhala naturalidad.

La nueva GLE narra con un aplomo cultivado apasionantes aventuras, aspira libertad y emana una naturalidad convincente. Su concepto de diseño hace de este todoterreno un vehículo singularmente dinámico, seguro de sí mismo y dominante.

Exterior - Mayores dimensiones, más expresividad.

Un vehículo absolutamente seguro de sí mismo. La nueva GLE ha crecido. En especial, la nueva configuración del paragolpes delantero y trasero, guardabarros ensanchados y un equipo de escape con embellecedores visibles de la salida de escape le confieren una mayor expresividad y deportividad.

Una línea estilizada y una batalla larga con voladizos cortos son los rasgos distintivos de la deportiva silueta de esta SUV. La llamativa forma de los pasarruedas acentúa rasgos desconocidos en este segmento de vehículos.

Interior - Un espacio al que no querrá renunciar jamás.

Una serie de detalles en el interior de la nueva GLE harán que, al cabo de poco tiempo, no quiera renunciar a este vehículo. El interior desarrolla una generosa sensación de espaciosidad y crea en interacción con los equipos de alta calidad un entorno de máximo confort.

Nuevos colores del equipamiento como beige jengibre, gris cristal, marrón espresso o marrón ecuestre contribuyen al aire desenfadado del interior. Otros detalles sutiles pero brillantes son los estrechos rebordes en cromo plateado en torno a las teclas del volante multifunción, los mandos para ajuste de los asientos en las puertas y el CENTRAL MEDIA DISPLAY.

Motor

La confianza transmite tranquilidad.

Sensaciones sublimes de conducción.

Descensos empinados, terreno accidentado, suelo sin compactar. O simplemente un trayecto sin curvas. Con la nueva GLE, cada metro recorrido le transmite una sensación sublime. El tren de rodaje de este todoterreno es capaz de solentar cualquier incidencia y se adapta individualmente a cada una de sus vivencias.

La disponibilidad de un equipo depende del motor y la configuración elegidos. Encontrará estos detalles en la información del equipamiento correspondiente.

Siempre dispuesto a tomar la ruta más corta.

Tanto al afrontar un ascenso acusado para disfrutar de una vista panorámica en el tiempo libre como en la conducción diaria sobre calzadas húmedas o nevadas. La tracción integral de la nueva GLE le permite ahorrarse rodeos y le asegura un contacto siempre preciso y seguro con el firme, tanto en carretera como fuera del asfalto.

La disponibilidad de un equipo depende del motor y la configuración elegidos. Encontrará estos detalles en la información del equipamiento correspondiente. 

Confort y seguridad

Confort en el habitáculo. Saber relajarse.

Bienvenido a un habitáculo en el que puede usted relajarse. Concéntrese en aquello que cuenta. Trátese como usted se merece. Y no dude en expresar sus deseos: la nueva GLE cumple todos y cada uno.

La meta es una conducción sin accidentes.

El proceso que comenzó con PRE-SAFE® hace diez años y continuó con DISTRONIC PLUS permite abrir hoy en día una nueva dimensión de la conducción: Mercedes-Benz Intelligent Drive: el confort y la seguridad se funden en una unidad. Esto puede verse y percibirse en la nueva Clase GLE.

Gracias a la interconexión en red ―un principio denominado «sensor-fusion» por nuestros especialistas en seguridad― los sistemas de asistencia a la conducción analizan situaciones complejas y, gracias a sus sensores de entorno optimizados, pueden reconocer mejor los posibles peligros que entraña el tráfico vial.

Climatización automática THERMATIC con dos zonas climáticas.

Ya puede disfrutar de una temperatura ideal en su vehículo gracias al aire prácticamente libre de polvo y partículas nocivas: fresca en verano y agradablemente caliente en invierno. La regulación independiente en las plazas delanteras permite a los ocupantes de estos asientos adaptar la temperatura a sus preferencias personales.

La climatización automática THERMATIC con dos zonas ofrece un confort climático individual para el conductor y el acompañante y una regulación automática de la temperatura, el caudal de aire y su distribución. La temperatura puede ajustarse por separado para cada lado. De ello se encargan varios sensores que, además de la temperatura en el interior y en el exterior, registran, por ejemplo, la radiación solar.